6 de septiembre de 2008

CLARITA MADRID

Espero que ustedes me perdonen por atreverme… sin haber sido presentada previamente… pero el tema del que voy a hablarles es sumamente interesante.

¿Me permiten que me siente y les tutee?

Mi nombre es Clarita Corredera y regento un bar-restaurante con mi nombre, Clarita, hasta hace bien poco dirigido por mi hermana mayor Larita, felizmente desaparecida en la selva peruana. Si alguien sabe algo de ella, por favor, le pido que calle para siempre y no diga nada a la familia.

Una vez hechas las pertinentes presentaciones, voy directa al grano, que no quiero abusar de la amabilidad y el espacio del anfitrión de este blog.

Si no me equivoco los habitantes de Madrid tienen un serio problema. De un tiempo a esta parte, en los barrios céntricos de esta ciudad sólo se abren Starbucks, Vips y franquicias del grupo Inditex. People like us está hasta el mismisimo de esta situación. But don’t worry, my friends, que tengo la solución para muchas de las frustraciones que nos reporta esta amada/odiada ciudad.

El Clarita abre sus puertas de martes a domingo en la calle Corredera Baja de San Pablo, 19, justo al lado del Teatro Lara. La prensa ya nos ha llamado bohemian-chic, el must y similares etiquetas periodísticas, pero yo, que soy la que lo ha parido, os lo cuento sin cumplidos ni ceremonias: El Clarita es un bar-restaurante donde se come, se merienda y se cena muy bien, así, sin tonterias. De martes a viernes al mediodía, damos un menu riquísimo por 12 €, y los sábados y domingos tenemos un brunch como Dios manda, y por las noches cenas, con una carta que está de muy buen ver: desde una hamburguesa a unos mejillones al cava más las sugerencias diarias, cosa fina. Por la barra del bar desfilan personajazos madrileños e internacionales (no se me vayan a creer), se escuchan cotilleos divertidos y se beben unos cocktails, que sólo de pensarlo se me hace la boca ginebra. Por favor, si quieren ver la vida de otra manera vengan a probar ese porto tonic "chiquinho". Y por supuesto, me pongo digna, no damos garrafón.

¡La sesión ha comenzado! ¡Arreando con una marcha, maestro!


En breve podremos seguir las idas y venidas de Clarita Corredera en el blog de www.claritamadrid.com

15 comentarios:

madame... dijo...

So where is it that we get to dish out all the gossip and bring back all the fuzzy, shameful memories of evenings-a-gone?

Anónimo dijo...

a mi me encanta y nunca me olvidaré de los mojitos del larita! estan riquiiisiiimos
un beso!
julia

La Chirvi dijo...

Antes vivía por el barrio, pero ahora estoy en Málaga, currando de cajera en un banco. Sí, sé que suena fatal, pero me han dicho que Carlos Berlanga tiene una canción dedicada a las cajeras, lo que, la verdad, me ha subido la autoestima porque dice que somos mitos eróticos y otras cosas por el estilo. Pero a lo que iba, que cuando suba a recoger mis cosas, me pasaré. ¿Vale?

NANCY REAGEN dijo...

Oh, Madame M brightens up the greyest of days. Impeccably dressed in simple but stylish clothing and armed with her small notepad and pencil, Madame M (so cool and chic in her own right) set forth into society, a writer on a mission to find the story behind the story. Oh, I love her. Her approach is always fresh, and her stories are always original and irreverent. I like the way Madame M. sometimes takes against people just for the exercise- it’s an attractive quality. And it’s appealing because it establishes her absolute individuality; her opinions are very (I mean, very) individual. Mind you, she’s also very good-natured and sympathetic.

We all know, as far CLARITA is concern, that lunch is always serious business for the fashionable set, but eating is rarely the raison d'etre of the meal. "Nobody gives a damn who you sleep with. In this world, it's who you're seen dinning with that counts",the ravissanteIsabella Strawberry observed.Though they are reluctant to admit it, one of the chief motivations for the girls who lunch is to see and be seen by the other members of their set. Clarita Corredera cultivates a clublike atmosphere to make patrons feel both privileged and at home. Boys and girls who come repeatedly for lunch are known as regulars. It is not unusual jet-black hair’s Carmen Zita Mazarrasa and bubbly blonde Pat Zee Reznak to occupy their special table at CLARITA for lunch, then to return that night for dinner. Dinner at CLARITA is a diverting.

And you all know: lunch is a perfect time to show off your marni’s, agnés b., balenciagas, comme des garçons, or even launch a new look. It is whispered that ambitious women who want to make the soon to come Best Dressed List by Madame M., should make a point of being seated at the first banquette on the left at CLARITA. Fashion-conscious or fashion-freaks like lady Ro Davies (who has an extravagance that knows no bounds, proclaiming she is poor..) women who invest time and money in their appearances chose their restaurant carefully so that the setting would be a fighting backdrop for their beauty. The right lighting is crucial (important point!!!), preferably a warm pink glow that would be flattering to faces of any age.

Every day, twice a day, Marianitto, maitre of CLARITA (and undoubtedly the most powerful Argentinean in town) , performs a juggling act that keeps his regulars happy and the LARITA (as everyone calls it) at the top. The food is what people want to eat instead of what Marianitto want to cook.

“Everyone is made to feel special”, says Clarita Corredera. “Every time you go there, it feels like your birthday”.


Thank you CLARITA.

Anónimo dijo...

Más que personajazos, pijazos diría yo. No te confundas.

Theodora dijo...

Pero que supresa más guay, Madame M y Nancy Reagen vuelven a la escena o al maravilloso circo de Pinton.
Nancy eres lo más, me encanta esa sutileza agridulce.
A mi también me gusta el pelo de Carmen Mazarasa (jet black? es más bien marrón....). Carmen es molona. Y será que es pija?

Besos

Theo Goulandris

Anónimo dijo...

Clarita o Larita? ay que me hago un lío.
Y ese cóctel chiquinho?
me gusta chiquinho. Misterioso...

Anónimo dijo...

Me encanta el clarita, pero no hay que ser demasiado indulgente, benévolo o complaciente. Me gusta la primera sala o antecámara del restaurante, pero cuando pasas al comedor hay algo que no mola.

Clarita necesita de un gran cambio.

¿o no?

pintón dijo...

Ante todo, mil gracias, Clarita, porque has hecho que vuelvan a escena las indispensables Madame M. y Nancy. Nothing changes, We (me and my readers, I mean) still love you.
Por otra parte, me parece que el que se confunde es el anomino, porque igual que se puede tener un resfriado y migrañas al mismo tiempo, se puede ser pijazo y personajazo.
A la chirvi le recomiendo que no pase ni un minuto más sin escuchar la canción "La cajera" de Carlitos Berlanga (yo más fan no puedo ser) que le va a cambiar la vida como el porto tonic Chiquinho nos la ha cambiado a muchos de los que lo hemos saboreado. Es o no es?
Y a los dos responsables del Clarita espero que tomen nota del anomino que promulga por un cambio en el restaurante. Como el Gatopardo de LAMPEDUSA: Algo tiene que cambiar para que todo siga igual. Pero a mejor, clarita está.

xina dijo...

un cambio en larita si que hace falta.
y eso es vox populi
quien quiera que no lo vea.

Anónimo dijo...

c l a r iiiiiiii t a

Anónimo dijo...

Un cambio en qué sentido? Den ideas, hombres y mujeres de Dios, que mucho picar y poco aportar

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mar-Tita dijo...

El Clarita es genial. La comida es excelente, soy cliente frecuente. Mis más sinceras felicitaciones y todo mi cariño a todo el equipo, en especial a Tyron y a Euge. Besos

Anónimo dijo...

¡un robo por partida doble!
Querida Clarita. creo que un restaurante no debe cuidar unicamente la comida que ofrece a los clientes. cada detalle es importante. salí de su restaurante con un muy mal sabor de boca ya que me robaron todas mis pertenencias mientras cenaba allí.los camareros me comentaron que ocurre con frecuencia y que conocían a la pareja que cometió el hurto.si se conocen estos datos¿por qué no se advierte a los clientes? creo que es una obligación. si se conocen a los ladrones¿por qué no se les deniega la entrada? y si a al final te roban creo que es de recibo no cobrarte la cena