7 de julio de 2008

MATT & KIM


Matt and Kim son la enésima sensación procedente de la inagotable cantera musical de Brooklyn. Chico y chica montan un grupo acompañados de una batería y unos teclados Casio. Hasta aquí todo normal, especialmente viniendo de la República Artística de Brooklyn, pero no se me despisten, nobles lectores, y sigan leyendo porque la cosa está que arde.

Aporreando batería (Kim Schifino) y teclados casios (Matt Johnson) cual dos punkis desatados, estos dos jóvenes americanos desprenden una energía contagiosa que te obligará a mover el pie y levantar el brazo al ritmo de su hit oficial Yeah, Yeah. Ritmos bailongos sin demasiados adornos, bases machaconas tan simples como contundentes, voz ochentena (la de Matt), rapidez y velocidad, y estribillos demoledores son los ingredientes con los que cuentan para construir sus canciones pegadizas y, sobre todo, honestas. Algo que se echa en falta en los grupos punks de la actualidad.

De su disco actual, mi favorita es, además de su señalado Yeah, Yeah, por encima de todas It´s a Fact, y aunque no soy muy amigo de los remixes modernos, en este caso he de decir que el remix de Mano remix featuring Hollywood Holt supera al tema original convirtiéndolo en un cojonudo rompepistas y rompeperones. One, two, three, four… y empieza el cachondeo YES, YES, NO, NO, NO. También la acelerada y tecno-kitsch No more long years es de los temas que más me hacen bailar.

Formados en un garaje cualquiera del otro lado del puente de W´bourgh hace más de cuatro años, se encuentran actualmente preparando su segundo álbum de estudio con el que esperan dar el asalto definitivo al planeta indie. Esta joven pareja son los mejores herederos del estilo cafre y cervecero>, en el que más que tocar se martillean los instrumentos, que iniciaran a principio de siglo los desaparecidos A.R.E. Weapons. Sus directos, como los de sus compañeros de generación y amigos Japanther, Parts and Labor, Totally Michael o Dan Deacon, son tan apuballantes e incendiarios que ya han sido comparados (por los más osados y pajeros) con los Beasty Boys. Evidentemente no dan para tanto, pero ya saben ustedes, a faltan de pan, buenas son tortas.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego que hay que ser un pajero mental y emocional para comparar a estos dos pringis con los Beastie Boys.

pintón dijo...

Madame M y Nancy, ¿ni una triste despedida? Esto no se hace

a blow job in Beijing dijo...

Desde luego que poca vergüenza la de estas dos damas tan bien educadas.
Claro que sí, esto no se nos hace.

Lucky dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lucky dijo...

Pinton, me encanta este post, yo también me estoy haciendo fan de MATT & KIM, gracias a ti (que buenos!!!!!!!!!!!!!!!); no obstante recuerda: por encima de todo, soy fan tuyo. Todavía me acuerdo de como accidentalmente llegué a este blog y de como me fui haciendo fiel, leal y constante. Entre tú y yo hay una total sincronía; el rincón de pinton me aporta mucho y le debo claramente el descubrimiento de mucho grupo musical e infinitas cosas más.

Gracias, rincón.

a Nancy le gusta que le imploren. Venga, Nancy, sé buena.

Lucky

pintón dijo...

Me has sacado los colores, Lucky, muchas gracias por tus palabras y por tu fidelidad.