21 de julio de 2008

EL LOOK DEL VERANO


Aunque las tendencias en moda aspiran cada vez más a la autenticidad y el individualismo, lo cierto es que en las calles de Madrid se aprecia una peligrosa uniformidad de apariencias. Y no me refiero únicamente a las pautas marcadas por H&M y Zara que tanto daño han hecho a la democratización de la moda, sino a las tribus modernas que, guiadas por las revistas de tendencias, se inspiran en celebrities fashionable tipo Henry Holland (en la foto).

La moda está en la calle y por tanto es ahí donde se debe mirar. Y aunque este año no hay consenso en cuanto a la canción del vernao, el look del verano está mucho más claro. Basta con darse una vuelta por los barrios del centro de Madrid, especialmente por la Malasaña, para asistir (en un minuto he llegado a contabilizar hasta 6/7 individuos) al continuo desfile callejero de modernikis uniformados con el look que paso a describir:

Sombrero veraniego
Gafas Wayfarer de colores
Camiseta oversize o camisa por dentro en tonos azules
Vaqueros cortados (cosidos o no)
Zapatillas (all star o del estilo) o nauticos por la noche, sandalias romanas por el día

Ante el éxito y la proliferación de esta identidad prefabricada no se puede hacer otra cosa que echarse a reír y, como consecuencia, tener todavía más claro que nunca hay que abrazar los postulados estéticos de las tendencias porque rápidamente te conviertes en un estereotipo hilarante, cuya única tendencia es la de producir vergüenza ajena.

Y no se trata de un tema tan frívolo como aparenta a primera vista (no todo se reduce a la mera apariencia), ya que el look está íntimamente relacionado con la construcción de nuestra identidad y a través de él comunicamos muchos aspectos de nuestra personalidad. En fin, que dicho esto, lo que saco en claro es la falta de personalidad y originalidad del moderno nacional (los guiris siempre han sabido entender mejor las tendencias).

El resultado es: Di no a las tendencias y no a las tonterías. Vístete tú mismo

3 comentarios:

lucky dijo...

hola, pinton de paso por madrid te envío un saludo.
Este post mola, es verdad, el look malasañero de esta temporada da mucha pereza (al final, como casi siempre). Los modernikis madrileños son una pereza. Van todos igualitos, que poco sexy y que bochorno, dios mío.
mañana me voy again
a tu blog no lo abandono jammais.
besos
Lucky

Anónimo dijo...

Ja, ja, ja... verdad como la vida misma.

Anónimo dijo...

la verdad es que este verano malasaña se ha abarrotado de niños modernys, con shorts levi's, gafas de pasta, alguno con sleeveless t-shirt (nada menos sexy cuando los bracitos son como espárragos secos), zapato de colorines y siempre-siempre con un ligero aire afectado, o sea, cursilísimos.