2 de marzo de 2009

ME ARREPIENTO



Una de las frases que más rabia me da escuchar es “Yo no me arrepiento de nada de lo que he hecho”. Es una estupidez con mayúsculas propia de personas arrogantes o inmaduras. Por manido que parezca, hay que saber admitir los errores y aprender de ellos, ya que tienen la misma importancia que los aciertos. Precisamente es la mezcla de los dos lo que da sentido a la vida y los que definen nuestra trayectoria vital.

COSAS DE LAS QUE ME ARREPIENTO
De no haber dejado los estudios universitarios para irme a Londres a buscarme la vida
De ser seguidor del Real Madrid
De fumar tanto hachís
De no seguir jugando al tenis
De no tomarme en serio la marca de camisetas Pintón
De ser tan radical en algunos pensamientos y posturas vitales
De no haberme enrollado con Melissa Burns de las W.I.T.
De haber pasado olímpicamente de las clases de francés en el colegio y el instituto
De no leer más
De no mantener el contacto con mis primos
De no hablar portugués en casa
De no reciclar

COSAS DE LAS QUE NO ME ARREPIENTO
De no haberme quedado a vivir en Berlín
De gastarme una pasta en un impermeable de Comme des Garçons
Haber rechazado una beca de AECI para trabajar tres años en la Universidad de Kingston (Jamaica)
De haber cambiado Turín por Copenhague para mi beca Erasmus
De haber cursado el máster en Edición
De no pasar más tiempo con mis padres y mis sobrinos
De no haberme hecho la orla en la Universidad
De a veces ser tan duro con los amigos
De haber engañado a mis padres tantas veces con el dinero de las fotocopias
De volver a leer La montaña mágica de Thomas Mann
De no tener carnet de conducir
De no tener fe y, por consiguiente, no creer en Dios

7 comentarios:

evasivas dijo...

Me encantan estos listados-confesiones periódicos tuyos, Pintón. Me recuerdan mucho, muchísimo, a ese encantador libro del siglo X: Makura no Soshi (The pillow book) de Seis Shongagon. Una delicia altamente recomendable.

En este caso, y para eso de los arrepentimientos, confieso que soy un coñazo. Nací culposa, transcurro por la poética de la culpa, y claro, acabo arrepintiéndome de casitodo. Ya ves, con esta confesión lo estoy volviendo a hacer. Arrepentirme de arrepentirme, digo.

Anónimo dijo...

Que gracioso, Pintón, por no arrepentirte de ser tan duro con tus amigos. Ahora te entiendo un poco mejor y te disculpo por no arrepentirte. Solo se es duro con la gente que se admira y se quiere, ¿verdad?

Theodora dijo...

Me enternece este post, Pinton.

desde la huerta española dijo...

Y a mí me encanta tenerte entre mis amigos, I love you.
De acuerdo con Teodora, es muy tierno este post, se me ha puesto la piel de gallina porque te reconozco perfectamente en todo lo que dices.

Anónimo dijo...

este es pintón, tal cual, en parte orgulloso, en parte tierno..sano y oscuro a la vez, generoso y caprichoso a partes iguales, adorado entre sus amigos, un cabronazo, vamos.

Anónimo dijo...

Lo del francés si que ees verdad:
muuuuaaaaalliiiieeeeennnnn y yo hablo portugués por un amigo portugués
july

Lucky dijo...

Pinton es un chico carismático, con ese don, divida o regalo que solo tienen los elegidos. Este post es adorable!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!