24 de septiembre de 2007

LA NOCHE EN NEGRO

La noche en blanco madrileña puso al descubierto varias cosas: La primera de ellas y la más importante es que el arte no es un fenómeno de masas, sino algo más íntimo. Por mucho que iniciativas como ésta intenten acercar el arte y la ciudad a los ciudadanos, a éstos lo único que les mueve es la fiesta, y si es gratis, mejor. Así el Matadero se convirtió el sábado por la noche en un macrobotellón patrocinado por la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. Menuda paradoja. Imagino que eso debió pensar el alcalde Gallardón mientras recibía todo tipo de pitos e insultos en su visita a Legazpi. (Sin duda el más gracioso y menos ofensivo de los que pudo escuchar fue: ¡Alberto, coño, depílate las cejas ya!) La línea 3 de metro estaba a eso de las doce de la madrugada atestada de gente ebria, enlatados como sardinas, vociferando vítores, y con cubatas y cervezas en mano, dirigiéndose cual rebaño con cencerro a su matadero.

El segundo punto importante que merece una atenta mirada por parte de las autoridades pertinentes es la falta de organización. Colas kilométricas, transportes escasos, falta de señalización para los escenarios y espacios, y para colmo de la falta de previsiones, los agentes que trataban de controlar a las hordas desbocadas se vieron totalmente desbordados obligadando a cerrar las puertas y como consecuencia los últimos actos lúdico-festivos (los dj´s). Mucho tienen que mejorar si quieren organizar los JJ. OO.

El resultado personal fue que me tuve que marchar encabronado sin ver la actuación de mis queridos chingados de los Nuevos Ricos, y preguntándome las causas por las que iniciativas de este tipo siempre están condenadas al más sonoro fracaso. Para mí que la culpa de todo la tienen los DJ´s.

3 comentarios:

luky dijo...

YO NI MUERTO!!!!

imagina gallardón sin cejas.y sin polla.

Luky

Gloria Vanderbild dijo...

Este último fin de semana tenía en casa una amiga de Londres, la pobre Jane. Le conté lo de la La Noche en Blanco y se entusiasmó, tan mona. (the sleapless night, decía ella excitadísima, this is so Madrid). Fuimos al Matadero (the slaughterhouse, how beautifaul!) y me morí de vergüenza. Un bochorno tremebundo, miles de macarras (hey-hey-hey), un asalto de trogloditas horrendos, en fin, un espanto!

vi, por casualidad, un trozo del concierto de Bimba Bosé y su nuevo grupo, The Cabriolet (pésimo!!!), las Chicks on Speed e su Douglas Gordon ( no me arrepentí nada, son únicas) pero no pude ver a los Nuevos Ricos. No actuaran, ya que se suspendió la fiesta, por la invasión de los bárbaros. “They’ ve called off the concert”, le dije a Jane. A mi amiga se le fue pasando el entusiasmo. La verdad, es que se le pasó nada más entrar. Que pintoresca es España, que gente tan especial, so polide. le metían mano, le tiraban de la falda (so energetic, this people), pobre Jane…

Todos sabemos que la cultura de masa es el resultado de la democratización de la vida pública; y es irreversible como fenómeno planetario. La cultura sofrió una metamorfosis y lejos de mi añorar su supremo criterio de distinción que tenia desde el Renacimiento. Pero luchemos contra la dictadura de masas, o el criterio de la masa como el único criterio. Muerte a la dictadura de los trogloditas.

Y a Gallardón? que le den.

Gloria

Anónimo dijo...

pintón y nuevos ricos molan, soy super fan tuya, me he leído todos tus post este domingo, y creo que podríamos ser amigos, eres muy total pintón, creo que te voy a escribir una canción...empieza así...i'm a green wall you're on a photo, it's black and white i'm not a yo-yo...besos bini.