8 de junio de 2007

a las ricas hierbas



Todos hemos experimentado alguna vez el sabor incontestable de una carne o un pescado cocinado sin más añadido que un poco de aceite de oliva, una pizca de sal y algunas hierbas aromáticas. Pues bien, ahora se sabe que esos botecitos de matojos que almacenamos en el especiero de nuestras afables cocinas son una pequeña fuente de vida además de inspiración, como ya resaltó en su día la sabiduría popular refiriéndose al hecho de que las mejores esencias vienen en frascos pequeños... ¡que razón tenia ese buen señor!

Somos muchos los científicos que apostamos por los beneficiosos efectos de que están dotados algunos de los arbustos, matas, matorrales y setos varios que nos rodean tales como el romero, tomillo, salvia, orégano, también el tomate, el pimiento y la pimienta incluso el té... verde, por supuesto. A todos ellos se les atribuye un efecto antioxidante importantísimo así como cierto poder anticancerígeno.

Así que ya sabéis, a partir de ahora hacer uso (que no abuso) de estas plantitas para salpicar de sabor vuestros mejores platos y si alguna/o se atreve os sugiero intentéis su aplicación a modo de potingues para la piel y el cutis y ya veréis como el bálsamo de la eterna juventud os acompaña de la mano de la siempre sabia madre naturaleza.


RIMBY DE AYER

9 comentarios:

pintón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pintón dijo...

Qué buena entrada, Rimby, cómo me ha gustado, y cómo me gustas tú. Es todo un honor contar con tan buenos (y seleccionados) colaboradores, has pillado perfectamente el tono del rincón de pintón. ¡Pero si parece escrito por mí!

Un besazo, y nos vemos pronto.

Rimby dijo...

El honor es todo mio pintón, nos vemos pronto.

Un besazo....

vanderbild dijo...

hola Pinton, será que me puedes informar de una hierba cuyo nombre en latín es: CYMBOPOGON CITRATUS; se la conoce también por hierba Príncipe (su termino más común, el origen es de las islas Santo Tomé y Príncipe en África) aquí en España no la encuentro, dicen que tiene propiedades milagrosas, conozco quién dejó el caballo por la Príncipe

Anónimo dijo...

yo si que conozco la CYMBOPOGON o Hierba Príncipe y a mi me pareces una exagerada, vanderbilld (te llamas gloria?); la verdad es que se trata de una infusión deliciooooosa, se la consigue con mucha dificultad, y su principal característica es que es muy gustosa y que la digestión se hace en un ápice. prefiero, aun asi, los opiácios.

Anónimo dijo...

Puedes encontrar la hierba Principe en Canarias como muy cerca y los opiáceos en Madrid
no problem!!

XXX

Anónimo dijo...

En madrid pero dónde exactamente??? Yo tb estoy muy interesado.

vanderbild dijo...

me acaban de contar que cocteau era un amante de hierba príncipe (inocua, no coloca), que la tomaba todos los días al desayuno y que cuando viajaba la llevaba en bolsitas de terciopelo. O sea, cocteau era adicto a la cymbopogon y al opio.
algo importante: la hierba príncipe es mucho mejor fresca que seca.

George the Sheep dijo...

Esta escritora es sin igual!!

3 Besos Guapa y hasta luego!

B.