26 de enero de 2007

TODOS SOMOS FLICTS



This side up es una editorial hecha por amor a los libros, sin ningún tipo de pretensión económica ni vanidosa, y por tanto, sin concesiones al mundo editorial convencional, pero con muchas aspiraciones. “No estaría mal hacerse millonetis”, me cuentan, “aunque siendo más realistas nos gustaría hacer libros de encargo e ir sacando los libros que nos gustan poco a poco”. Es decir, una editorial en su estado más puro, libre por definición y por vocación, como sus mentores, Cecilia Gandarias y Bruno Lara, dos personajes de altura.

La primera referencia fue Sucia China, edición facsimilar del cuaderno/diario de Diego Lara, diseñador y director de la revista Poesía, editada por el Ministerio de Cultura y que se convirtió en un hito en el campo de las publicaciones culturales, además de ser el responsable, entre los años 1982 y 1986, de la imagen gráfica de las publicaciones de la feria de arte Arco. Se trata de un libro fundamental para conocer mejor el peculiar e intenso universo del personaje de Diego Lara, tan añorado hoy en día, y para comprender el arte del collage.

Su segunda referencia es una obra infantil titulada Flicts, del autor brasileño Ziraldo, un libro de cabecera, imprescindible, que ha vendido más de 250.000 ejemplares en Brasil y que This side up ha convertido en un libro de artista con su magnifica edición: cubierta en cartoné (tapa dura) acolchado, en papel-cartulina y una adaptación hecha con mucho esmero y acierto. Sus ilustraciones, simples y efectistas, son un muestrario de colores con un lenguaje visual tan atractivo como ensoñador, y con una historia que te hará llorar, disfrutar, y te dejará con una sonrisa melancólica durante unos días. Todos nos hemos sentido un poco Flitcs en nuestras vidas.

«Érase una vez un color muy raro y muy triste que se llamaba
Flicts. No tenía la fuerza del Rojo, ni la inmensa luz del
Amarillo, ni la paz que tiene el Azul. Todo el mundo tenía su
color: Azul o Rosa, Verde, Lila o Violeta. Pero ni los tonos
cambiantes del mar, ni los lápices para dibujar, ni las
banderas de cien países o los colores del arco iris admitían al
pobre Flicts...»


No serás un buen padre hasta que no compres y hagas leer Flicts a tus hijos, te lo agradecerán eternamente y les abrirás nuevas puertas a la imaginación. Si por el contrario no tienes hijos pero eres de los que te gustan los buenos libros, de ediciones impecables, tu biblioteca estará incompleta hasta que te hagas con tu ejemplar de Flicts. Hazte o hadles un favor, yo te lo recomiendo encarecidamente.


Desde este portal auguramos una larga vida a This side up, y seguro que oiréis hablar de esta editorial en lo sucesivo. No me cabe la menor duda, de hecho ya está en marcha su tercera referencia, otro libro de artista del mexicano José Dávila, así que ten cuidado con THIS SIDE UP.

10 comentarios:

198392cjh dijo...

hello! A Good News,google introduce a very user-friendly browser,Free download Quickly,Please visit my blog thank you

Anónimo dijo...

pintón (o pintamonas): tus ganas de ser el mas cool no te dejan ver más allá de tus narices. Primero, deberías documentarte acerca de lo que escribes. El director de la revista Poesía era Gonzalo Armero. Y segundo, la buena de la fitz james es hija política de Rubi, por lo que seguro que tarareaba sus canciones con más conocimiento que muchos otros.

Anónimo dijo...

bueno, bueno, bueno, que comentário más bobo el del señor (o lady) de arriba; o sea, que el hecho de que la buena de la fitz sea hija política de rubi es garantia para que tararee sus canciones con más conocimiento que muchos otros; vaya tonteria, tio, y tanto.
A mi me encanta tu blog,pinton.

Anónimo dijo...

ay, que bobo que soy, perdonadme. Desde luego que el hecho de ser hija política de Rubi no es garantía para que tararee sus canciones con más conocimiento que otros. Lo que pasa es el comentario despectivo del autor del blog respecto a la moza en cuestión, da a entender que el es super-tope-guay, y el resto que humildemente acudimos al concierto no-molamos-nada. Y de lo de gustarse a si misma, apuesto a que nuestro anfitrión se mola mogollón, y no se por que.
Y, aparte de esta idiotez, lo que digo es que este personaje no tiene ni idea de lo que habla, a propósito del tema de la revista Poesía, que seguro no ha tenido en sus manos jamás.

Anónimo dijo...

Vaya lío tienes, tío, vas a saco, pero menos mal que te has echado a tras con tu argumento bobo de que el echo de que la Fitz-Fitz sea hija política de Rubi no es garantía para que tararee sus canciones con más conocimientos que otros; y la verdad es que esa tomada de conciencia mola, muy bien, un poco de humildad es muy lindo, has ganado puntos, si señor. Pero vuelves al tema de la revista Poesía y el gravísimo y imperdonable error del autor de este blog haberse equivocado en lo que se refiere a su director y la cagas, tío, que pena, me das mucha pereza, la verdad, que poca gracia tienes.
Dejemos el tema de la pija y aprovecho para preguntar si alguien sabe donde se venden ( y si las hay, claro)entradas para el concierto de hoy de Fabio Macnamara y también para preguntarle a Pinton si va a ir, me encantaría another report.

Anónimo dijo...

FE DE ERRATAS: El director de la revista Poesía es Gonzalo Armero y no Diego Lara.
Y una vez hecha esta aclaración, confieso que he pecado, y nunca he leído la revista en cuestión, y no tengo ni puta idea de quién es Gonzalo Armero. Dios, mio, No sé si podrás perdonarme tamaña blasfemia, aunque seguro que si, a mi que molo tanto y soy tan cool.
Al personaje anónimo, sin conocerlo sólo puedo recomendarle dos cosas: que se compre Flicts, que es lo importante de la reseña, y que lea el blog de María en Vogue, porque está mejor documentado y es infinitamente más cool que éste.
Pintón

pintón dijo...

Al segundo anónimo, si me entero, te aviso. Gracias, anyway.

Anónimo dijo...

Reconozco que ese color muy raro y muy triste que se llamaba
Flicts ha despertado mi curiosidad.

Intentaré hacerme con el libro para saciarme


MocoDePavo

Amor dijo...

Una editorial excelente this side up, pues viene de quienes viene. Un abrazo, Pintón.

los gordos de embassy dijo...

we love u pintón