21 de noviembre de 2008

MORIR ES UN ARTE


Diez personajes. Diez muertes de película.

Sharon Tate, mujer de Roman Polasnki; fue asesinada por Charles Manson y su “familia” de la forma más salvaje posible: embarazada, le cortaron los pechos y la dejaron morir desangrada; los asesinos escribieron con su sangre letras de los Beatles por las paredes.

Isadora Duncan; murió estrangulada por su propio fular que se enredó en las llantas del descapotable en el que viajaba. Su muerte dio lugar al famoso comentario cáustico de Gertrude Stein: “la afectación puede ser peligrosa.”

Isabela Blow; la excéntrica estilista inglesa se suicidó ingiriendo insecticida Paraquat (un compuesto químico tóxico), el mismo producto con el que se suicidó su padre.

William Burroughs; asesinó a su mujer tratando de emular con una pistola a Guillermo Tell. Lo más gracioso es que lo declararon inocente y nunca ingresó en prisión.

Michael Hutchence; el líder de INXS murió debido a una técnica autoerótica de propiciar orgasmos durante la masturbación por asfixia (asfixia autoerótica). Al menos eso es lo que sostiene la leyenda popular.

Nico; no fueron los abusos y excesos con la droga, sino un derrame cerebral provocado por una estúpida caída en bicicleta en Ibiza, lo que se llevó a la musa.

Natalie Wood; durante el rodaje de su última película Proyecto Brainstorm, en una noche de alcohol y discusiones con su marido, a bordo de su yate Splendour, murió ahogada en el mar.

Tennessee Williams; el dramaturgo norteamericano murió solo en una habitación de hotel al tragarse el tapón de un bote de pastillas que pretendía abrir con la boca.

Gulietta Massina; compartió con su marido, Federico Fellini, más de cincuenta años; tras la muerte de él, solo le hizo esperar cinco meses antes de reunirse con él para siempre. Prefiero pensar que murió de amor.

Sylvia Plath; la poetisa americana metió la cabeza en el horno. “Morir es un arte”, declaró Sylvia. Así sin más.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Los de Tennessee es muy fuerte! je, je, je

pat & pat dijo...

¡Que bonito te ha quedado lo de Massina!

guigui dijo...

Mishima preparó su suicidio meticulosamente durante al menos un año sin que nadie haya sospechado Es en 1970 cuando esta escena, como si al escribirla hubiese estado jugando con su propia vida, sale de la fantasía de su escritura para convertirse en la elección que pone fin a su vida. Mishima había formado un ejercito privado denominado “sociedad del escudo” y esa mañana se hace acompañar por su amigo Morita y tres jovenes pertenecientes a dicho ejército al Ministerio de Defensa, ahí se rasga el vientre y Morita, luego de tres intentos, lo decapita para luego morir de la misma forma. Tiene finalmente una muerte honorable, como siempre soñó y como se arrepintió de haber rechazado, cuando después de haber sido escogido para ser kamikaze en la guerra es descartado por una supuesta tuberculosis, enfermedad que le quitaría el honor a esa muerte.

El gran poeta portugués Mário de Sá Carneiro, descontento con la vida entro en una gran angustia que le llevó a su suicidio prematuro, perpetrado en el Hôtel de Nice, en el barrio de Montmartre em Paris, recurriendo a cinco frascos de estricnina. Tenía solo veinte y seis años. Extravagante tanto en la muerte como en la vida (de que su poema FIM es uno de sus más bellos ejemplos) invitó a presenciar su agonía a su amigo José de Araújo

Anónimo dijo...

Cleopatra se hizo morder por un áspid.
Leyenda urbana?

Anónimo dijo...

Mário de Sá Carneiro, gran escritor totalmente desconocido en España, amigo intimo de Fernando Pessoa a quien escribía cartas de una creciente angustia, de las cuales resalta la imagen lancinante de un hombre perdido en el laberinto de si mismo.

Anónimo dijo...

Anónimo, que Mário Sá-Carneiro sea totalmente desconocido en España, eso lo dirás tu, perdona.
La verdad, si no sabes quien es Mário de Sá-Carneiro tendrás que ser ignorante, o al menos, poco instruido.

lucky dijo...

Interesante este post tuyo, aunque me llames de pelota, vaya que hay que ser jodido.

pintón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pintón dijo...

Pues yo tengo que reconocer en público mi incultura y falta de instrucción, pero este poeta portugués me suena muy de lejos. Vamos que no he leído nada de él ni sobre él. Debería?

trilceunlugar dijo...

ey pintón...que te sigo en silencio..me encanta tu blog..
No sé de quién es la ilustración, un fallo feo...robo todas las imágenes que me gustan de internet...

Theodora dijo...

Me gusta el post, Pinton.
Ya volveré con más calma.
Estoy de viaje.

Theo Goulandris

Anónimo dijo...

Mário de Sá-Carneiro es uno de mis autores preferidos.
No saber quien es Sá-Carneiro no es grave, pero demuestra que tienes que instruirte más, caro Pinton.

a blow job again dijo...

Estoy hasta el cuello de trabajo pero no te he olvidado, Paco Pintón.
Genial el post, me encanta.
Un abrazo