16 de enero de 2008

LAS ÚLTIMAS CROQUETAS DE CHUECA



Tras más de tres décadas alimentando y cuidando de sus parroquianos como si fueran sus propios hijos, Amelia y Rogelio han decidido colgar el cartel de “se alquila” y traspasar su negocio de toda la vida (sito en la calle Infantas esquina con Víctor Hugo). Les resulta difícil resistir en un barrio en el que corren malos tiempos para los restaurantes de comida tradicional y guisos caseros, por lo que se van a tomar el merecido descanso que se han ganado.

Ajenos a la comida joven de diseño, a la fusión y a exquisiteces de gourmet que tanto se estilan por esta zona, sus especialidades son las croquetas de jamón, el cocido, las hamburguesas, la sopa castellana y el gazpacho. Lo normal es comer en la barra (sólo tiene una mesa) y Amalia, ataviada siempre con su delantal, te cuenta, de manera cercana y personal, lo que ha cocinado esa mañana y después te da sus siempre sabias sugerencias. El ambiente, acogedor, campechano y afable, propicia las conversaciones entre clientes desconocidos mientras se ve el telediario o la ruleta de la fortuna.

A mi parecer, es el restaurante más genuino de este lado de la Gran Vía (sin contar al Bocaito, que es harina de otro costal) y las paredes de estos apenas 30 metros cuadrados tienen tanta historia como las vecinas del Cock, aunque aquí nunca comiera Francis Bacon. Y es que el diseño está acabando con el verdadero sabor y personalidad de Madrid.

Amelia, ¿qué vamos hacer sin ti y sin tus croquetas?

4 comentarios:

nancy reagen dijo...

Well, well, my dearest Pinton, I absolutely agree with your urgings about escaping the horrors of this spreading fucking barcelonian design.
"we'll have to establish some spot on earth that will be the fissure into the underworld, like the oracle at Delphos"
D. H. LAWRENCE

Anónimo dijo...

Muerte al puto diseño.
Que me llamen de carca, viejo, old-fasioned, abuelo, me la suda, la verdad. Acabo de llegar de Londres y ahí se nota un claro retorno al garito tradicional, al restaurante de toda la vida con camareros de pajarita y que te tratan de señor.
Pero es que estamos en España...
El diseño es para horteras y aquí, en los Madriles, esta especie abunda...

danny de vito dijo...

nice photos- I always am a little awe of someone that can stand still when they are having their photo taken.
and is that madrid will be like barcelona? is still a long way off, says Michelle, thanks god.
danny de vito

Anónimo dijo...

Qué personas más entrañables.
A descansar, aunque les echaremos mucho de menos.